Cajas de cartón usadas, ¿qué hacer con ellas?

Muchas veces tiramos las cajas de cartón usadas sin pensarlo dos veces, ¡Error! Descubre los múltiples usos que puedes darle a tus viejas cajas de cartón.


A lo largo de nuestro día consumimos todo tipo de productos que vienen embalados en cartón: cereales, bandejas de alimentos, cajas de dulces, zapatos y ropa, etc. Además, con la creciente proliferación del comercio electrónico, ha crecido de forma notable el número de paquetes de todo tipo recibidos en nuestro hogar. ¿Qué debemos hacer con estas cajas de cartón ya usadas?

Cajas de cartón usadas

Las cajas de cartón usadas ofrecen muchas posibilidades para ser reutilizadas.

Hay muchas respuestas posibles pero, sin embargo, hay algo que debemos subrayar: no debemos tirar este material en el cubo de la basura orgánica. Si queremos deshacernos de estas cajas de cartón usadas debemos tener en cuenta que se trata de un material reciclable y biodegradable que, por tanto, puede utilizarse como materia prima para fabricar nuevos embalajes.

El reciclaje de las cajas de cartón no solo sirve para reducir el impacto industrial en el medio ambiente durante el proceso productivo sino que, además, contribuye a reducir el propio consumo de materiales durante la fase de aprovisionamiento. De esta manera, es importante conocer los contenedores específicos habilitados para el reciclaje del papel y cartón (contenedores azules) y, en caso de duda, consultar en alguno de los puntos limpios de nuestra ciudad.

Cajas de cartón usadas: ¡reutilízalas!

Por otro lado, reciclar las cajas de cartón usadas no es la única posibilidad que tenemos a nuestro alcance. Las propiedades del cartón nos permiten almacenar estos materiales y darles una segunda vida. Se trataría, en definitiva, de reutilizarlas para fabricar por nuestra cuenta todo tipo de productos útiles: embalajes para regalos, material decorativo, soportes e, incluso, muebles de cartón originales y económicos.

Hoy en día existe una tendencia creciente a reutilizar los materiales que tenemos a nuestro alcance. Si bien hace unos años existía un modelo de consumo basado en fabricar, usar y tirar, hoy en día estamos virando hacia un modelo más sostenible sustentado sobre un principio diferente: fabricar, usar y reutilizar. Un modelo que puede aplicarse de forma sencilla en nuestro dia a dia y para el que el cartón es un gran aliado.

Cajas de cartón usadas apiladas

Apilar las cajas de cartón usadas es muy práctico si queremos guardarlas para su posterior reutilización.

Cajas de cartón usadas: fáciles de apilar y conservar

Mudanzas, traslados, embalaje de objetos antiguos, elaboración de disfraces y decoraciones, envío de paquetería… Existen muchas situaciones en las que, por una razón u otra, podemos llegar a echar en falta una caja de cartón usada. Llegado el caso, como mucha gente ya habrá comprobado, pueden llegar a ser realmente útiles. Por ello, no es algo tan extraño conservar algunas de las planchas de cartón o embalajes que hemos recibido en el envío de algún paquete o en el consumo de todo tipo de productos.

Conservar estos materiales es más sencillo de lo que parece: en lugar de mantener las cajas de cartón usadas totalmente montadas, tal como las recibimos en nuestro hogar o las encontramos en el supermercado, podemos plegarlas pieza a pieza hasta conseguir una plancha más o menos lisa. Sobre ella, podemos seguir acumulando otras cajas y planchas de cartón plegadas hasta tener a nuestra disposición aquellos materiales que creemos que podrán sernos útiles en el futuro. Si por algún motivo, finalmente no necesitáramos los materiales que hemos acumulado, siempre podemos volver al paso previo y reciclar estas cajas de cartón usadas.

Es importante tener presente que no todas las cajas de cartón usadas pueden ser empleadas de nuevo para determinados usos. Por ejemplo, si queremos conservar alimentos debemos asegurarnos de que los embalajes cumplen los estándares de calidad requeridos y, además, aseguran las condiciones óptimas de consumo. En este tipo de circunstancias, podemos asesorarte y proporcionarte ayuda sobre embalajes idóneos para tu packaging y las distintas situaciones que exigen resistencia y calidad.