Cartón para doblar ropa, ¿cómo hacer una tabla para doblar la ropa con cartón?

Aprende cómo hacer un cartón para doblar ropa fácilmente. Te lo explicamos paso a paso de forma fácil. ¡Di adiós a la ropa arrugada!

No es necesario gastar dinero, recicla una caja de cartón que tengas por casa, contribuye, una vez más a terminar con la economía insostenible de “usar y tirar”. Tendrás a tu disposición un instrumento perfecto para mantener la ropa doblada y ordenada en todo momento. Y es que la versatilidad del cartón lo convierte en un material polivalente que, además, ofrece usos muy relevantes para el día a día. ¡Aprovecha todas sus ventajas y aprende a diseñar una tabla para doblar la ropa!

 

Materiales para hacer tu tabla para doblar ropa

En primer lugar, antes de realizar cualquier tipo de diseño y comenzar a elaborar la plancha para doblar la ropa es necesario contar con una serie de materiales básicos para hacer una tabla de cartón para doblar las camisetas:

  • Plancha de cartón 

A la hora de elegir una plancha de cartón es recomendable elegir una superficie de tamaño medio o grande, suficiente para obtener todas las piezas necesarias, o apostar por varias planchas de cartón de tamaño pequeño o mediano unidas con cinta adhesiva. Por otro lado, es importante que la superficie elegida no sea excesivamente dura, ya que el objetivo final es tener capacidad para doblar las piezas sin demasiado esfuerzo.

Es necesario tener a mano una cinta americana para cubrir y reforzar los laterales de las planchas de cartón, así como realizar la función de bisagra necesaria en la unión de las distintas piezas.

  • Cúter

Es la herramienta más adecuada para realizar los cortes necesarios para definir las piezas de la tabla. Si hemos elegido una plancha única, también podremos utilizar el cúter para perfilar el diseño y eliminar las partes innecesarias.

Tu cartón para doblar ropa en 4 pasos

Una vez elegidos los materiales, los pasos para hacer una tabla para doblar la ropa con cartón son muy sencillos:

  1. Ordenar y estructurar las piezas.

El primer paso consiste, fundamentalmente, en poner las piezas de cartón en la disposición correcta, es decir, la estructura que servirá de base para la tabla. Utilizaremos cuatro piezas de cartón: dos rectangulares (80×30 cm aproximadamente) y dos cuadradas (40×40 cm). Las piezas horizontales serán las laterales, mientras que las cuadradas ejercerán como cuerpo central de la estructura y se situarán entre las horizontales.

Otra opción es, como hemos mencionado, utilizar una única plancha de cartón. Para ello será necesario realizar pequeños cortes en la superficie para obtener las cuatro piezas descritas.

  1. Unir las piezas.

En este punto existen varias opciones: la más sencilla es utilizar la cinta americana para, dejando un pequeño margen de separación entre las piezas (aproximadamente 1 cm), unirlas conformando una especie de bisagra. Para evitar que la parte adhesiva de la cinta se pegue a la ropa, podemos cubrir de forma simétrica ambas partes de la estructura.

Otra opción es utilizar la cinta adhesiva únicamente para reforzar los laterales de la estructura y utilizar las dobleces del propio cartón como mecanismo para plegar las piezas y doblar la ropa. Aunque esta opción implica un grado menor de uso de materiales, puede ser menos recomendable que la opción anterior: después de varios usos es posible que el cartón no llegue a doblarse lo suficiente.

  1. Comprueba la simetría.

Es importante que, antes de asegurar las piezas de forma definitiva, compruebes que todas las piezas están colocadas de forma adecuada, simétrica y que tienen movilidad suficiente. En este sentido, quizás la dimensión de las piezas no sea tan importante como la simetría y movilidad de las mismas.

  1. Dobla la ropa.

Coloca, por ejemplo, una camiseta en el centro de la tabla para doblar. Comienza plegando alternativamente las partes laterales y, finalmente, las piezas centrales para conseguir que la camiseta quede doblada de forma perfecta.

Cómo has podido observar, hacer una tabla con cartón para doblar camisetas o cualquier prenda, es sencillo y realmente útil. Lo más importante es, por tanto, asegurarte de que las planchas de cartón utilizadas guardan simetría en la estructura final y de que ofrecen la movilidad suficiente para realizar los pasos.