Cajas de cartón para embalaje

Elegir cajas de cartón para embalaje es una decisión acertada cuando necesitamos trasladar productos de un lugar a otro. Porque tan importante es la calidad de esos productos como el material en el que los guardamos y transportamos.

Al fin y al cabo, el embalaje cumple la misión de proteger su contenido durante el proceso de transporte, para que llegue a su destino en las mismas condiciones que tenía en el origen.

No solo eso, el embalaje es la primera impresión que recibe el usuario del producto, y en ese sentido puede incitarle a abrir el paquete enseguida, a querer disfrutar de su contenido cuanto antes o… a dejarlo aparcado en un rincón hasta más tarde.

Cuidar el embalaje es, por tanto, un must para que nuestros productos y objetos personales lleguen intactos a su destino.

Los beneficios del cartón para el embalaje

Paletizadora Cartonajes Malagueños. Operario preparando el paletizado del producto final para entrega a cliente

Operario preparando el paletizado del producto final para entrega a cliente

El material

El material por excelencia para embalar es el cartón. Su resistencia y versatilidad lo convierten en el primer candidato para almacenar y transportar nuestros productos, ya que cumple con creces las funciones que debe tener un buen embalaje:

  • Protección del contenido ante riesgos de almacenamiento, climáticos, mecánicos o de manipulación.
  • Identificación del producto que contiene y sus características, especialmente importante en el caso de productos frágiles o peligrosos. Una caja de cartón permite imprimir sobre ella de manera sencilla todo tipo de información, desde el logotipo de la empresa hasta las instrucciones de manipulación, así como incorporar adhesivos o pegatinas en cualquier momento del proceso de transporte.
  • Facilita el transporte de los productos, su distribución y su conteo. Las cajas de cartón están diseñadas para poder ser apiladas unas encima de otras y de esta forma optimizar el almacenamiento y el transporte de productos.

Se adaptan, son muy versátiles

Las cajas de cartón para embalaje se adaptan, además, a las características de cada producto. Puedes elegirlas de diferentes tamaños en función de lo que necesites embalar. Y, en la mayoría de los casos, puedes plegar la caja para que no ocupe espacio tanto antes como después de utilizarla, como por ejemplo con las cajas automontables.

Reciclable

Un tercer factor a tener en cuenta a la hora de elegir cajas de cartón para el embalaje y transporte de nuestros productos es que se trata de un material reciclable, al que puedes darle un segundo uso con un poco de imaginación o llevarlo al contenedor correspondiente para que tenga una segunda vida. En cualquier caso, al utilizar cartón contribuyes a una economía limpia y al desarrollo sostenible del planeta.

¿Qué caja de cartón es la más apropiada para embalar?

Cajas para embalaje

Las cajas son una gran alternativa para el embalaje de mercancía, sin importar su tamaño, pues puedes encontrar cajas de cartón para embalaje a medida.

Depende de lo que quieras meter en su interior. Para hacer una mudanza, por ejemplo, necesitas cajas grandes donde puedas guardar el mayor número de objetos y transportarlos de forma segura y rápida. Las cajas de cartón con 4 solapas pueden resultarte útiles para guardar ropa, libros, utensilios de cocina…

Para objetos más grandes y delicados como pueden ser un televisor o una bicicleta, las cajas telescópicas son una excelente opción.

Y si lo que necesitas son soluciones personalizadas de packaging para la venta y envío de tus productos, puedes consultar nuestro catálogo de cajas de cartón para embalaje y enviar tu propuesta. Elijas el embalaje que elijas, habrás apostado por el material más adecuado para almacenar y transportar tus productos de forma segura y eficiente.