¿Se puede enviar alimentos por correo?

¿Se puede enviar comida por correo? Hoy en nuestro blog resolvemos esta pregunta tan común y recogemos los mejores consejos para enviar alimentos 

Las empresas de paquetería y mensajería han multiplicado su trabajo en los últimos años con el boom del comercio electrónico. Sin embargo, algunas cuestiones no están del todo claras, como, por ejemplo, si se pueden enviar alimentos por correo. La respuesta corta es que sí, pero hay que justificarla ya que hay distintos tipos de alimentos y, además, cada empresa de transportes puede tener sus propias normativas al respecto.   

¿Qué alimentos no se pueden enviar por correo?

Por norma general, no se deben enviar por correo los alimentos perecederos, es decir, carnes y pescados frescos, frutas y verduras, huevos, etc. La razón es que se trata de productos que necesitan unas condiciones determinadas de temperatura para su correcta conservación y que podrían estropearse si se encuentran expuestos a temperaturas extremas u otras condiciones difíciles.

De hecho, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), que engloba a más de 260 aerolíneas de todo el mundo, no permite el transporte de alimentos perecederos.

Sin embargo, cada vez son más las compañías de transporte y mensajería que están incluyendo en su catálogo la posibilidad de enviar comida respetando la cadena de frío desde que se recibe el alimento hasta que se entrega en su destino. De esa manera, sí que se podrían enviar todo tipo de alimentos por correo, aunque hay que preguntar a cada operador logístico por sus condiciones y oferta disponible.

Para ello, es imprescindible contar envases especiales  para congelación que garanticen la cadena de frío durante el transporte de los alimentos.

Restricciones en el envío de alimentos

Aunque dentro de la Unión Europea hay libertad de movimientos de personas y mercancías, es importante tener en cuenta que no se pueden enviar alimentos sin etiquetar o que no estén envasados, por lo que no es posible enviar comida casera entre particulares.

Pero, cuando el destino del envío se encuentra fuera de la Unión Europea, la cosa se complica aún más. En ese caso, no está permitido mandar comidas de origen animal o vegetal ni tampoco bebidas alcohólicas si no se hace de manera oficial como una exportación. Es imprescindible conocer la normativa de cada país y sus restricciones antes de hacer cualquier tipo de envío.

¿Qué alimentos sí se pueden enviar por correo?

Por norma general sí que se permite el envío de alimentos envasados al vacío, latas y botes de conserva. Pero es importante tener en cuenta tanto las normas de cada empresa, como apuntábamos anteriormente, como las leyes de cada país, en caso de que estemos hablando de envíos internacionales ya que cada país tiene su propia normativa y no siempre coinciden.

Eso significa que, a modo de ejemplo, no podemos enviar una pata de jamón a un país de la Unión Europea, pero sí podemos lonchear ese jamón y envasarlo al vacío para mandarlo. Otro ejemplo claro es que no se pueden enviar unos boquerones en vinagre que haya cocinado nuestra madre, pero sí una lata de boquerones comprada en cualquier supermercado.

¿Cómo enviar comida por correo?

Por eso, si queremos saber cómo enviar comida por correo, lo primero que debemos hacer es preguntar a la empresa de transporte por sus condiciones particulares para el envío de alimentos. Después, y una vez confirmado que es posible mandar la comida que nos interesa, es momento de envasarlo de la mejor manera posible. Asegúrate de que la mercancía está bien protegida, usa cartón u otro material resistente para el embalaje y film protector o papel burbuja para asegurar la carga en el interior de la caja y que quede bien protegida.

Consejos para enviar alimentos por correo

A la hora de enviar comida por correo, debemos tratar de mantener esos alimentos en el mejor estado posible. Para ello, necesitamos envasarlos en un paquete que proteja los alimentos para evitar golpes durante el transporte, pero también que evite que se vean afectados por olores procedentes de otros productos, ya sean plásticos, pinturas que puedan llegar a contaminarlos.

Es importante contar con cajas especiales para alimentación ideales para estas necesidades.

¿Cómo embalar y empaquetar comida?

Una vez que tenemos claro que no podemos enviar cualquier alimento y que es importante comprobar con cada empresa cuáles podemos mandar y cuáles no, es el momento de embalar la comida. Siempre que se pueda, es aconsejable envasar los alimentos al vacío para garantizar que van a llegar en perfecto estado a su destino.

Pero, tanto si se trata de alimentos envasados al vacío como enlatados o colocados en recipientes térmicos, es importante seguir estos pasos:

  1.     Colocarlos en una caja de cartón resistente de un tamaño similar al de los alimentos que vamos a enviar.
  2.     Rellenar los espacios que queden vacíos con plástico de burbujas y otros papeles que sirvan de amortiguación, hasta completar toda la caja.
  3.     Embalar la caja con papel film y, finalmente, cerrar la caja con cinta adhesiva.

Esperamos haber resuelto todas tus dudas sobre el envío de comida por correo. Recuerda que en Cartonajes Malagueños disponemos de cajas especiales para comida para llevar. Pide presupuesto para recibir en tu domicilio o empresa las cajas que mejor se adapten a tus necesidades y comienza a enviar alimentos fácilmente.