Enviar un libro por correo: ¿cómo embalarlo de forma correcta?

Enviar un libro por correo no es complicado, pero, ¿sabes cómo embalarlo para que no sufra durante el transporte? Te lo contamos en nuestro blog.


Enviar libros es algo habitual que, en principio, no presenta ninguna complicación especial. Sin embargo, conviene tener en cuenta que, de la misma forma que sucede con otros objetos, es importante elegir un embalaje correcto y prepararlo de forma adecuada para que llegue a su destino en perfectas condiciones. 

Consejos para empaquetar un libro para enviar por correos

Antes de realizar un envío de libros por correo es importante tener en cuenta una serie de cuestiones:

  • Cantidad y dimensión de los libros. En función de las características físicas del libro o libros que desees enviar por correos, será necesario seleccionar un tipo u otro de embalaje. Por lo general, las propias oficinas de correos y los servicios postales ofrecen información detallada sobre las opciones disponibles, así como las dimensiones máximas y mínimas. Recuerda consultar todas estas cuestiones para elegir el embalaje perfecto.
  • Peso del paquete. En función de las características anteriores, el paquete presentará un peso final determinado. Es importante que también consultes el peso máximo permitido para enviar libros por correo. También es importante que cotejes las tarifas disponibles porque, en función del caso, puede resultar más rentable realizar dos envíos por separado con pesos equilibrados. 

Si el paquete cumple los requisitos formales mencionados, piensa cómo garantizar la integridad de los libros en el interior del embalaje. Te damos algunos consejos:

  • No dejes espacios vacíos. Es importante que cubras los espacios vacíos del embalaje con algún tipo de material protector: plástico de burbujas, bolsas de aire, lana de madera, virutas de papel, etc. El movimiento de los libros en el interior del paquete puede ocasionar desperfectos en la cubierta o en algunas de sus páginas.
  • Cubre las paredes interiores. Puedes utilizar el mismo tipo de material para realizar ambas funciones: cubrir los huecos vacíos y proteger los libros del roce con las paredes interiores. En este sentido, puedes hacer dos cosas: forrar de forma externa cada uno de los libros o conjunto de libros, o forrar el interior del embalaje para aumentar la seguridad del paquete y evitar que el roce de los libros desgaste la cubierta, las esquinas o las páginas.

Usa siempre embalajes específicos para libros

Una de las grandes ventajas del cartón es que ofrece soluciones específicas para distintas necesidades. En este caso, existen cajas para enviar libros ¿Sus ventajas?

  • Están diseñados teniendo en cuenta las dimensiones standard requeridas por los servicios de paquetería.
  • Su diseño se adapta a distintos formatos.
  • Presentan características formales ideales para proteger los libros durante el proceso de envío.
  • Optimizan el diseño y resultan mucho más económicos.
  • Pueden personalizarse para adaptarse de forma perfecta a las necesidades de cada cliente.
  • Ofrecen la resistencia necesaria para proteger los libros y, al mismo tiempo, resultan ligeros.

En definitiva, a la hora de enviar un libro por correos la mejor opción es seguir los pequeños consejos que te comentamos para ahorrar el precio pagado durante el envío y, además, tener la seguridad de que los libros llegan en perfectas condiciones a su destino final.

¿Cómo embalar los libros para enviarlos por correo o mensajería?

Según se trate de un envío individual o de un conjunto de libros, hay distintas formas de realizar el embalaje. A continuación puedes observar las distintas posibilidades:

Si tienes dudas, puedes consultar nuestros post ¿Cómo embalar un paquete para correos? y revisar algunas recomendaciones “extra” que te pueden ayudar a la hora de realizar este tipo de trámite. Aunque no es una tarea difícil, hay consejos y pautas que te pueden ser de mucha utilidad para garantizar la protección de los libros e, incluso, reducir el precio pagado por el envío.