Industria del packaging: retos para el futuro.

Nuevos tiempos, nuevos productos y nuevos embalajes, ¿cuál es el futuro de la industria del packaging? Te contamos a qué retos se enfrenta el sector.


La economía mundial está virando hacia un sistema mucho más sostenible y concienciado. Economía circular y reutilización son conceptos claves. Y la industria del packaging lo sabe, pero aún se enfrenta a numerosos retos en competitividad, logística y marketing.

Según la ONU, con una población global de 7,35 billones en 2015, cada individuo consume 114 dólares de envases por año en el mundo, pero hay que leer la letra pequeña.

Las economías más desarrolladas son las que usan y producen más envases. Estos mercados maduros están experimentando cambios importantes en la cadena de empaquetado de valor, impulsados ​​por los cambios demográficos y ambientales y por la «nueva economía» que transforma la conciencia de sus ciudadanos.

Las economías emergentes están creando nuevas oportunidades, satisfaciendo así las expectativas de sus poblaciones. Entre los más dinámicos, se pronostica que el mercado de envases de Medio Oriente y África del Norte (MENA) crecerá casi un 15%.

Un mercado global que favorece la economía del cartón

Con este punto de partida, el mercado global de packaging se divide en cinco categorías principales de materiales:

  • Plásticos
  • Papel y cartón
  • Vidrio
  • Metal
  • Madera (los textiles son marginales)

Durante muchos años, este mercado ha experimentado un crecimiento en el uso de materiales plásticos rígidos y materiales flexibles. En términos de unidades de embalaje, los principales materiales utilizados en el mundo son también materiales flexibles (36%), papel y cartón (24%) y materiales plásticos rígidos (20%).

Los tipos de embalaje más utilizados son bolsas y sobres (875.59 billones de unidades), botellas (810.32 billones) y latas (412.95 billones). En este sentido, se presentan grandes retos para la industria del packaging

industria del packaging y el comercio online

El comercio online goza de gran influencia sobre las tendencias en la industria del packaging

El futuro apunta al cartón

El embalaje de papel y cartón (cartón, cartón ondulado, cartón corrugado para líquidos) se mantiene en su posición de liderazgo en el consumo global, y se prevé que esta posición se mantenga por lo menos hasta 2020.

En 2015, China fue el mercado más grande, por delante de EEUU, y representará casi una cuarta parte del consumo mundial en 2020. Se pronostica que India y Corea del Sur registrarán un alto crecimiento.

Packaging y comercio online

La expansión del comercio online es beneficiosa para el packaging de cartón en países donde predomina este material, como en China donde Alibaba envía 12 millones de paquetes por día, o en India. El packaging de cartón está cambiando porque más del 30% de las compras online se devuelven, de ahí la necesidad de un sistema de envolver que sea fácil de abrir y volver a sellar. El comercio electrónico pone énfasis además en el empaque para maximizar la experiencia del cliente.

Embalajes de madera

Principalmente palets y cajas, este material se destina, sobre todo, a envases industriales. Tras el crecimiento de la industria de la logística global, la producción de palets alcanzó los 73,6 millones de euros con datos de 2015 (un 11% más en comparación con 2014), con más del 91% de estos palets hechos de madera.

El mercado de packaging en los países europeos ha crecido un 2,1% anual desde 2014 y Rusia y Alemania se han convertido en los mercados más grandes. Pero la demanda europea de envases de papel y cartón se espera que seguirá creciendo lentamente.

Grandes retos para la industria del packaging del futuro

industria del packaging y la generación millenial

Diseño, sostenibilidad y resistencia, 3 puntos a defender en la industria del packaging para convencer a los millennials y las generaciones venideras.

Los retos en competitividad, logística y marketing de cara al futuro son grandes. Entre otros deberán mejorar la calidad de sus producto y ser más versátiles para ocupar los puestos que hasta ahora ostentaban los diferentes tipos de plásticos, que aunque no se espera que desaparezcan, se verán mucho más arrinconados en su utilización.

«Millennials», «nativos digitales», «generación Y» e incluso “WE-I generación”. Esta generación, la más grande desde el baby-boom, es la primera en crecer con Internet, haber experimentado tiempos económicos difíciles y vivir al ritmo de la tecnología.

Su credo es estar abierto a un mundo en red donde las relaciones se entrelazan con otros: el multiculturalismo al mismo tiempo que preserva las tradiciones de los nuevos códigos híbridos conocidos como «glocales», centrándose en el intercambio y la colaboración, y sobre todo su sensibilidad por cuidar el planeta y ser más sostenibles.

En esa corriente cada vez más ecologista existe una energía creativa de «bajo coste» relacionada con la innovación ética y su puesta a disposición de la amplificación de valores sociales: simplicidad y solidaridad serán sus señas de identidad. El marketing para la industria del packaging y su logística deberá actualizarse a los nuevos tiempos. De eso, entre otras cosas, dependerá su competitividad.