El proceso de reciclaje del cartón

Cada vez somos más conscientes de la importancia que tiene reciclar para el medioambiente. Gracias a esta sencilla acción, somos capaces de ahorrar multitud de recursos naturales, de reducir el consumo de energía y, en consecuencia, de evitar la mayor cantidad posible de emisiones contaminantes a la atmósfera y al agua.

Hoy en día, casi todo se puede reciclar: envases, aceite usado, pilas y, por supuesto, papel y cartón. Pero, ¿cómo es el proceso de reciclaje del papel y el cartón? En Cartonajes Malagueños te lo queremos contar con todo lujo de detalles para que no cometas ningún error y consigas poner tu grano de arena para proteger el planeta.

Consejos para reciclar correctamente el cartón en casa

Aunque suene a obviedad, lo primero que debemos recordar es que el papel y el cartón debe depositarse en el contenedor azul. Da igual el lugar en el que residas, ya que este color es utilizado en todo el mundo con este fin.

Dicho esto, pon en práctica estas recomendaciones para el reciclaje de cartón en casa:

  • Cuidado con los restos de suciedad: el papel y el cartón que deposites en el contenedor ha de estar limpio. Con esto queremos decir que no debe albergar restos de aceite, alimentos o cualquier otra sustancia. ¿El motivo? No solo dificultan el proceso de reciclaje de esos elementos, sino que también pueden contaminar los demás, lo que dará lugar a un cartón reciclado de peor calidad o, incluso, evitará que pueda producirse.
  • No los mezcles: evidentemente, no debes poner nada que no sea papel o cartón dentro del contenedor. Sin embargo, has de ir un paso más allá y retirar cualquier plástico o resto de cinta adhesiva que albergue.
  • Desmonta y compacta: esto es especialmente importante en el caso de las cajas de cartón. Al hacerlo, no solo reduces el espacio que el papel y el cartón ocupa en tu casa, sino también dentro del contenedor. Algo que permitirá optimizar su capacidad de almacenamiento y que incrementará la eficiencia del sistema de recogida.

Un apunte adicional. Muchas personas creen que el papel con tinta procedente de periódicos, revistas u hojas de papel no debe reciclarse. Sin embargo, no es así. Este mito deriva de que, hace algunos años, algunas tintas poseían componentes tóxicos que podían contaminar el proceso de reciclaje. Sin embargo, las nuevas normativas impiden su utilización.

El proceso industrial de reciclaje de cartón

Es posible que no sepas qué pasa con el papel y el cartón que depositas en el contenedor azul para su posterior reciclaje. Si es así, no te preocupes, ya que aquí te lo vamos a explicar paso a paso:

  1. Recogida: el papel y el cartón es recogido por un camión especialmente diseñado para transportar este material hasta la planta de reciclaje más cercana.
  2. Separación: una vez en la planta de reciclaje, el papel y el cartón es separado en función de su tipología y, sobre todo, por su grosor.
  3. Compactación: cuando el material se ha separado y clasificado, se introduce en una prensa que conforma una serie de bloques o ‘balas’, como son conocidos en el sector.
  4. Plastificación: a continuación, a esas balas se les aplican diferentes productos químicos con dos objetivos: recuperar la máxima cantidad posible de fibras de celulosa pura y eliminar sustancias contaminantes (adhesivos, pegamentos, tintas, grapas, etc.).
  5. Triturado y centrifugado: el material resultante del proceso anterior se introduce en una máquina llamada pullper. De ahí se extrae una pasta que, después, se calienta y se amasa con una batidora industrial.
  6. Filtrado: este paso también tiene el objetivo de retirar posibles elementos contaminantes que pudieran haber ‘sobrevivido’ al proceso de plastificación.
  7. Lavado: tiene el propósito de conseguir fibras de celulosa lo más puras posibles de distinta longitud. Las más largas se utilizarán para fabricar otros productos de cartón, mientras que las más cortas se emplearán en la impresión de periódicos y publicaciones similares.

Finalmente, la pasta de papel se prensa, se seca y se bobina a través de una serie de máquinas específicas. Este proceso se repite el número de veces que sean necesarias hasta conseguir el papel o cartón que se desee, el cual será muy parecido al original, aunque tendrá algunas impurezas.

Productos fabricados con cartón reciclado

Hay datos que revelan que en España existe un buen nivel de concienciación acerca de la importancia que tiene el reciclaje de papel y cartón. Por ejemplo, según ASPAPEL (Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón), en nuestro país se recoge y recicla el 71 % del papel y el cartón utilizado cada año. Una cifra muy importante si tenemos en cuenta que el 40 % de los residuos que generamos los españoles son de celulosa.

Asimismo, hay estudios que afirman que reciclar una tonelada de papel y cartón puede ahorrar la tala de hasta 17 árboles adultos, lo que supone una reducción notable del estrés al que se ven sometidos nuestros bosques. Esto también implica menores emisiones contaminantes durante el transporte, ya que en muchos casos las materias primas proceden de otros países.

Por su parte, el cartón reciclado tiene un sinfín de usos. Por ejemplo, el de mayor calidad se emplea para fabricar cajas de cartón que sirvan para el transporte y packaging de productos. También es habitual usarlo para la fabricación de bolsas que sustituyan a las de plástico o como material aislante en proyectos de construcción. En cambio, los que cumplen unos estándares más bajos se emplean para elaborar los tubos de los rollos de papel higiénico o el papel de cocina.

Lo que está claro es que el reciclaje de cartón y papel es de vital importancia para cuidar el medioambiente y para disfrutar de un lugar mejor en el que vivir. En Cartonajes Malagueños esperamos haberte ayudado a comprender cómo reciclar más y mejor, así como a conocer todo el proceso que sigue este material desde que sale de tu hogar.