10 ideas para reciclar cajas de cartón en casa

¿Sabes qué diferencia hay entre reutilizar o reciclar cajas de cartón? Te contamos 10 ideas para reciclar cajas de cartón en casa y darles un segundo uso.

Reciclar cajas de cartón en casa es más fácil de lo que parece. De hecho, hay multitud de cosas que puedes hacer con ellas, aunque sabemos que tal vez no tengas ninguna idea clara en mente. Este es el motivo por el que en Cartonajes Malagueños hemos decidido darte unas cuantas. No te las pierdas.

1. Haz divisores de cajones

La primera y, probablemente, la más útil y sencilla. Para hacer divisores de este tipo con cajas de cartón, lo único que debes hacer es tomar las medidas de ancho y largo del cajón en cuestión. Después, utiliza una regla y un lápiz para hacer las marcas y corta empleando un cúter o unas tijeras. Esto te servirá, por ejemplo, para separar de forma eficaz tu ropa interior de tus calcetines o tus camisetas de manga larga de tus camisetas de manga corta.

2. Úsalas para almacenar todo tipo de objetos

Otra opción tan fácil como interesante que, además, no te requerirá hacer prácticamente nada. Dentro de las cajas de cartón puedes guardar cualquier cosa que necesites, especialmente, si usas separadores o relleno que impida que los utensilios almacenados choquen entre sí y se dañen. Puedes guardarlas después en tu trastero o, incluso, usarlas para hacer una mudanza si las cierras de forma hermética con cinta adhesiva.

3. Construye una casa de muñecas con tus hijos

Esta es una tarea más laboriosa que las anteriores, pero reciclar cajas de cartón con esta finalidad te permitirá pasar más tiempo con tus hijos. Para llevarla a cabo, sigue estas instrucciones:

  1. Corta la parte superior de la caja, pero no tires esas piezas de cartón. Luego te servirán para construir el tejado.
  2. Recorta la parte delantera, dejándola unida al resto de la estructura solo por un lado, de modo que luego permita abrir y cerrar la casa de muñecas.
  3. Dibuja las puertas, ventanas y demás elementos exteriores. Haz lo mismo en la parte interior.
  4. Pinta la parte interior y exterior de la caja y deja que se seque al aire libre durante un día entero.
  5. Usando un poco de cola, pega trozos de cartón que separen cada una de las plantas de la casa.
  6. Ahora sí, coloca el tejado.

Si tienes tiempo, puedes utilizar los restos de cartón para elaborar diversos elementos de la casa de muñecas, como por ejemplo armarios, estanterías o cualquier otra cosa que puedas imaginar.

4. Haz letras decorativas de cartón

Por ejemplo, para decorar las paredes de tu casa, si vas a celebrar una fiesta de cumpleaños, la habitación de tus hijos con mensajes motivadores o la puerta de tu casa para dar la bienvenida a tus visitas en épocas señaladas como, por ejemplo, la Navidad. Solo tienes que imprimir algunas plantillas de Internet, usar papel de calco para plasmar sus diseños sobre el cartón y recortar las letras con una herramienta de corte.

5. Crea organizadores para cremas y perfumes

Corta la caja por la mitad y utiliza una de las partes como base. Después, toma medidas y recorta el resto formando separadores, como en el caso que te explicamos anteriormente respecto a los cajones. En cada hueco podrás colocar tus cremas y perfumes, de modo que te costará mucho menos encontrarlos cuando los necesites.

6. Fabrica un zapatero de lo más funcional

¿No sabes qué hacer con todas esas cajas de zapatos que has ido acumulando con el paso del tiempo? Pues puedes usarlas para crear un zapatero. ¿Cómo? Muy sencillo. Solo tienes que quitar la tapa y ponerla sobre el suelo. A continuación, sitúa sobre ella la caja de canto y verás que el calzado entra perfectamente y queda a la vista, lo que facilita cogerlo y ponerlo en su lugar cuando no lo uses.

Lo mejor de todo es que puedes hacer este zapatero todo lo grande que quieras o necesites. Solo tienes que colocar las cajas unas al lado de las otras. También encima. Usa un buen adhesivo y, si es necesario, fija la estructura a la pared. Incluso puedes pintar todas las cajas del mismo color para que se integren mejor en la decoración.

7. Haz cestas de cartón organizadoras de distintos tamaños para el baño

Idénticas a las que, por ejemplo, puedes encontrar elaboradas en mimbre. De hecho, puesto que el cuarto de baño es un entorno cargado de humedad, lo recomendable es cubrir el cartón con este material o cualquier otro que resulte impermeable. El método de fabricación es el mismo que para las cajas organizadoras de cremas y perfumes.

8. Fabrica una estantería para tus libros

Eso sí, teniendo en cuenta que no deberán soportar tanto peso como una estantería de madera, ya que el cartón es un material mucho menos resistente. Para incrementar esta cualidad, lo que puedes hacer es cortar varios fragmentos de cartón del mismo tamaño y, después, pegarlos para construir las baldas sobre las que se depositarán los libros.

9. Fabrica y decora un lapicero con tus hijos

Otra opción muy interesante para hacer en familia. Corta un trozo de cartón que tenga entre 10 y 15 centímetros de ancho y, después, enróllalo. Pega los extremos para que tenga forma de cilindro y coloca otro trozo de cartón redondo en la parte de abajo. Después, usa pinceles y pinturas para decorarlo como más os guste. ¡Así de fácil!

10. Haz una casa o un juego para tu mascota

Todos sabemos que a los gatos les encantan las cajas. Por ello, ¿qué mejor que proporcionarle una para que se entretenga todo el tiempo que quiera? Asimismo, puedes abrir un orificio en la parte delantera para que accedan a su interior de forma más cómoda. A los perros también les encantan.

En definitiva, hay muchas maneras de reciclar cajas de cartón. Solo tienes que elegir las más adecuadas según lo que necesites y aprovechar al máximo el material. Al fin y al cabo, la clave para preservar el medio ambiente está en reducir y reutilizar.

Ideas para reciclar cajas de cartón

Te damos algunas ideas para reciclar cajas de cartón que no vayas a usar.

Reutilizar o reciclar cajas de cartón, ¿cuál es la diferencia?

“Reutilizar” y “reciclar” son conceptos que en muchas ocasiones se utilizan como sinónimos pero que, en la práctica, presentan algunas diferencias significativas. En primer lugar, cuando hablamos de reciclar cartón estamos hablando de su clasificación y recogida en centros especializados que se encargan de tratar estos materiales para introducirlos de nuevo en el ciclo productivo – de ahí el concepto “reciclar” – y generar nuevos productos.

Por otro lado, reutilizar cajas de cartón significa darles un segundo uso a estos materiales de forma que, una vez cumplido el objetivo principal para el que fueron diseñadas, puedan servir para nuevos fines. De esta manera, una caja de zapatos usada puede ser reutilizada para diseñar un cofre en el que guardar todo tipo de cosas. Además, combinando y reutilizando distintas cajas usadas y planchas de cartón pueden llegar a elaborarse todo tipo de muebles de cartón.

En cualquier caso, el resultado final es el mismo: le proporcionamos una segunda vida a un material ecológico y biodegradable y contribuimos a fomentar un sistema de consumo responsable con el medio ambiente. De hecho, aumentar la concienciación respecto a la necesidad de reutilizar y reciclar cajas de cartón puede contribuir de forma decisiva a mejorar las condiciones de vida en el planeta en un momento en el que el la contaminación y el consumo excesivo ponen en peligro diferentes ecosistemas y formas de vida.

Reciclar cajas de cartón o reutilizarlas

¿Reciclar cajas de cartón o reutilizarlas?, ¿Cuál es la diferencia?

Reciclar y reutilizar cajas de cartón: dos caras de la misma moneda

Reciclar cajas de cartón no significa, en ningún caso, renunciar a utilizarlas. Se trata de dos procesos que forman parte de una misma realidad: darle una segunda vida a un material natural, ecológico y biodegradable que ofrece grandes posibilidades para crear nuevos productos.

De esta forma, podemos desarrollar una rutina en la que almacenamos las cajas de cartón que utilizamos y, en lugar de tirarlas, les damos una segunda vida a través del reciclaje o a través de la creación de nuevos productos: mesas, estanterías o juguetes.